lunes, 9 de abril de 2018

Polo norte celeste y la estrella Polar


Siempre nos han dicho que la estrella Polar es la estrella que indica el norte. Pero eso no es realmente cierto. La estrella Polar está un poquito alejada del polo norte celeste. A simple vista es muy poco. Aproximadamente algo más que el diámetro aparente que tiene la Luna. Realmente poco, ya que a simple vista y si la utilizamos  para orientarnos es una aproximación más que suficiente. En la siguiente imagen lo podéis comprobar.


De hecho, la posición del polo norte celeste va cambiando. Es debido a otro movimiento de la Tierra menos conocido: la Precesión. Un movimiento muy parecido al del bamboleo de una peonza cuando está a punto de pararse y que en la Tierra hace que la prolongación del eje de rotación vaya describiendo un circulo en nuestra bóveda celeste. Un giro de precesión tarda aproximadamente unos 26.000 años.


Si nos fijamos en la anterior imagen podemos ver la constelación del Dragón serpenteando a ambos lados de la Osa Menor. En esta constelación nos encontramos con Thuban, estrella que indicaba el norte cuando los egipcios hacia el 2500 a.c, estaban a la tarea de construir las pirámides.
Para localizar esta estrella en vez de prolongar una línea entre las dos estrellas traseras del carro (Osa Mayor) cinco veces el espacio que hay entre ellas como hacemos para buscar la Polar, prolongaremos las del lado contrario esta vez solo tres veces lo que nos llevará directamente a Thuban.

Ya vemos que aunque es un movimiento muy lento, pero con los años, va haciendo su faena. A continuación tenéis un gráfico con la posición del polo norte celeste con respecto a la estrella Polar desde 1900 al 2200.



"Siempre mirando al cielo"
"Máquina Tierra"
Jacinto Alduán Palacín
En Twitter: @jacinpic

No hay comentarios:

Publicar un comentario